Cómo mejorar tu salud bucal

Cómo mejorar tu salud bucal

Las personas han reforzado sus hábitos higiénicos durante esta cuarentena, pero han encontrado un nuevo enemigo; el mal olor que detectan con el uso prolongado del cubrebocas.

Actualmente no existen bases científicas que demuestren que el uso de cubrebocas es el causante principal de este aroma desagradable, en realidad es un indicativo de que tienes halitosis. Ese es el nombre que se le da al “mal aliento”, es más común de lo que crees y solucionarlo requiere solo un poco de esfuerzo.

Este signo clínico es causado principalmente por deficiencias en la higiene bucal y en pocos de los casos es síntoma de algún problema mayor. Si acabas de darte cuenta de su presencia no significa que tu cubrebocas lo esté provocando, en realidad, éste te ha permitido darte cuenta de que ya lo tenías.

La halitosis es solo una de las señales que nos pueden alertar acerca del estado de nuestra boca. Entre otras, podemos apreciar manchas en los dientes, sensibilidad, resequedad, sangrado o dolor de encías, etc. Si te has percatado de uno o más de estos síntomas es posible que te haga falta mejorar tus hábitos de higiene.

Por todo lo anterior, aquí te presentamos algunas recomendaciones para mejorar tu salud bucal.


1) Da prioridad al cepillado

El uso de un cepillo de dientes adecuado y la ejecución de un cepillado correcto pueden ayudar a reducir el mal aliento y a mejorar la condición de tus dientes, encías y lengua. Llévalo a cabo después de la ingestión de alimentos para evitar la descomposición de los residuos en tu boca. Gran parte del resultado del cepillado depende del estado del cepillo; procura que esté en perfectas condiciones o cámbialo de inmediato, en promedio cada tres meses.

2) Complementa con el uso de hilo dental

El hilo dental puede alcanzar sitios más difíciles que el cepillo, además, una gran forma de saber si los residuos en tu boca te están causando mal aliento es corroborar el olor que queda en el hilo después de uno de sus usos. Realízalo antes de dormir para que dispongas de tiempo y así también evitas que residuos se descompongan en tu boca mientras duermes.

3) Toma mucha agua

El agua mantiene hidratada tu boca y mejora la salud de tus dientes. Beber agua es ya una considerable medida para evitar boca reseca, eliminar restos de comida y residuos descompuestos generados por las bacterias.

4) Considera un colutorio adecuado a ti

Elije un enjuague bucal para reforzar el cuidado de tu salud bucal, no sin antes consultar con un especialista cuál sería el adecuado a tus necesidades. Recuerda siempre que éste es un complemento y no sustituye en ningún momento al cepillado, además de que usar uno al azar podría perjudicar tu salud.


Lo que debes evitar


1) Alimentos de olor fuerte

Si comes pescado, huevo, cebolla o tomas café, existe la probabilidad del 100 % de que tengas mal aliento después. Considera evitarlos o hacer un doble esfuerzo en la limpieza bucal después de ingerirlos.

2) La goma de mascar no es la respuesta

Usar goma de mascar para evitar el mal aliento es solo un método para enmascararlo, además, si contiene azúcar estás agravando el problema. Si consumes goma de mascar procura que sea sin azúcar, esto al menos ayudará a la producción de saliva, la cuál es necesaria para el correcto desempeño de tu boca.

3) Piénsalo bien antes de comer dulces

El principal alimento de las bacterias que viven en tu boca es el azúcar. Los dulces dejan demasiados residuos entre tus dientes y al irse descomponiendo también son causa del mal aliento. Evita sobre todo los caramelos y las gomitas.

4) Respirar por la boca

Es común despertar con mal aliento y es debido a que respiramos por la boca, lo que disminuye la producción de saliva que disuelve los residuos y acelera su digestión. Si notas una condición similar intenta cambiar esto y procura beber mucha agua.

5) Fumar

Aparte del increíble peligro que representa para tu sistema respiratorio también puede causar daño a tu boca. Fumar provoca resequedad, mal aliento, manchas en los dientes y con el tiempo reduce tu capacidad gustativa. En el peor de los escenarios podría causar cáncer bucal.

6) Bebidas alcohólicas

El alcohol es otro de los villanos en esta historia, debido a que también reseca tu boca, disminuyendo la función natural de ésta en el proceso de la digestión.


Sigue estás recomendaciones y evita a los principales enemigos de tu boca, y no olvides acudir con un especialista en caso de presentar algún síntoma más complejo o para una revisión general semestral.

Posts recientes

La mascarilla se ha vuelto un elemento indispensable en la vida de todos y su uso constante ha traído consecuencias en nuestra piel…
El cubrebocas o también conocido como mascarilla se ha convertido en una parte indispensable en nuestro día a día...
Continuamente el ser humano busca alejarse de bacterias y virus creyendo que afectan nuestra salud...