6 maneras de fortalecer tu sistema inmunológico

6 maneras de fortalecer tu sistema inmunológico

Puede que últimamente hayas escuchado hablar acerca del sistema inmunitario y de lo importante que es fortalecerlo para mantenerte saludable. El sistema inmune es la principal defensa natural del cuerpo que nos protege contra posibles enfermedades e infecciones, como bacterias, hongos y virus.

Hay aspectos que pueden afectar su función protectora, como la falta de actividad física, alcohol, consumo de azúcar, fumar, estrés y ansiedad, así como alimentación poco saludable. Un sistema inmune deteriorado puede presentar síntomas, como:

• Infecciones, resfríos y alergias

• Enfermedades simples que duran más de lo normal

• Náuseas, vómitos y diarreas

• Caída del cabello y uñas


Para que tu sistema inmune este on point, te damos a conocer 6 maneras de fortalecerlo y prevenir enfermedades


1-. Sigue una dieta equilibrada

La alimentación es un factor muy importante, tu cuerpo necesita vitaminas para funcionar correctamente, el 70% de nuestro sistema inmunológico viene del sistema digestivo por lo cual para fortalecerlo es primordial la buena alimentación incluyendo:

Vitamina C

Es esencial mantener una ingesta diaria de vitamina C ya que el cuerpo no la produce ni la almacena. La vitamina C no evita que te contagies de enfermedades, pero si ayuda a reducir la duración de gripes y resfriados. Obtén esta vitamina por medio de alimentos como: frutas cítricas (naranja, mandarina, fresas, arándanos, kiwi), verduras y hortalizas como pimientos, col y brócoli.

Zinc

Es clave para nuestro sistema de defensas y desarrollo de células en el sistema inmunitario, si no recibes la cantidad suficiente podrías estar en un riesgo mayor de infecciones respiratorias. Puedes obtener una cantidad de zinc por medio de: porciones de carne con poca grasa, pollo, mariscos y pescados; lácteos bajos en grasas, huevos y frutos secos como nueces y almendras;legumbres como semillas de calabaza, frijoles y lentejas.

Vitamina D

Es esencial para ayudar a combatir enfermedades e infecciones del tracto superior, incluyendo gripe y asma. Puedes encontrarlo en: pescados grasos, como salmón, sardinas, huevos (especialmente la yema), leche y cereal. Pasar al menos 10 minutos al sol cada día con ropa clara o descubierta también es clave para aumentar tu vitamina D.

Vitamina A

Contribuye a mantener las barreras naturales contra las infecciones, apoya a nuestro sistema digestivo, piel y sistema respiratorio. La encontramos en hígado, mantequilla, nata, huevos, lácteos y algunas frutas como, cerezas y melón.

Vitamina B6

Es vital para apoyar las reacciones bioquímicas en el sistema inmune, los alimentos ricos en vitamina B6 incluyen pollo y pescado como salmón y atún así como vegetales verdes.

2-. Probióticos

Consumir regularmente productos lácteos fermentados contribuye a aumentar las defensas. Los alimentos, como yogurt, kéfir o chucrut, pueden reforzar tu sistema inmunológico al ayudarlo a identificar las bacterias buenas en el intestino, lo que estimula el sistema inmune y fomenta un intestino y una digestión saludable. Tener las bacterias intestinales correctas tiene beneficios como la pérdida de peso, mejor digestión y piel más sana.


3. Haz ejercicio

El ejercicio de manera regular es uno de los pilares para una vida sana y activa, fortalece las células de tu sistema inmune y reduce la inflamación para que tu cuerpo use sus defensas para combatir la infección. Otros beneficios son disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2. Realizar tan sólo 30 minutos de actividad 3 o 4 veces por semanas como caminar, andar en bicicleta o nadar son excelentes opciones para estimular el sistema inmunológico y tu sistema cardiovascular.

4. Duerme bien y suficiente

No dormir lo suficiente puede causar obesidad, alta presión arterial y depresión. Las personas que no duermen lo suficiente son más propensas a enfermarse, ya que algunas de las células de las defensas se producen durante el descanso. Trata de dormir de 7 a 8 horas diarias para reforzar de manera natural tu sistema inmune.

5-. Fuera estrés

El estrés es malo para tu cuerpo y mente. Demasiado estrés suprime nuestra inmunidad y puede atacar nuestros glóbulos blancos y volvernos menos capaces de combatir una serie de enfermedades. Ser feliz está relacionado con hábitos saludables, como comer más frutas y aumentar la actividad física. La felicidad también está vinculada a un menor riesgo de enfermedad cardíaca, y tiene un impacto positivo en nuestra percepción del dolor. por tanto, actividades como yoga, pilates o meditación ayudan a liberar estrés.

6-. Manténte hidratado

El agua es vital para tu cuerpo, un organismo hidratado tiene mayor capacidad de eliminar bacterias y otras toxinas para evitar las infecciones. Es importante beber agua durante todo el día entre 1.5 a 2 litros, incluso si no estás haciendo ejercicio o sudando ya que pierdes agua constantemente a través de la respiración y orina.

La edad es otro factor que puede reducir la capacidad de nuestro sistema inmune para protegernos facilitando que se propague una infección. Por este motivo las personas mayores se vuelven más propensas a enfermedades infecciosas sobre todo en personas con patologías donde favorecen su deterioro, como diabéticos o enfermos renales.


El sistema inmunológico no evitará que te enfermes, pero te ayudará a estar preparado para combatir cualquier enfermedad, recuerda siempre acudir a tu médico ante cualquier problema de salud.

Posts recientes

Continuamente el ser humano busca alejarse de bacterias y virus creyendo que afectan nuestra salud...
Las vitaminas son sustancias que el cuerpo necesita para crecer y funcionar de forma normal, a partir del COVID-19...
El ácido ascórbico, o mejor conocido como vitamina C, es un nutriente hidrosoluble para el desarrollo y crecimiento de las personas...