¿Sabes reconocer tu tipo de piel? Te ayudamos a identificarla

Tipos de piel

La piel es la parte más extensa y expuesta de nuestro cuerpo y siempre buscamos que luzca sin imperfecciones, luminosa y con un aspecto saludable, sin embargo, la piel constantemente va cambiando debido a factores externos como el clima, contaminación, polvo, estrés y en mayor parte a una mala alimentación, provocando una piel opaca, sin vida y acelerando el envejecimiento prematuro al que tanto tememos.

Sabemos que cuidar la piel no es una tarea fácil, ya que implica constancia, disciplina y cuidados específicos de acuerdo con las necesidades de cada una, aquí es cuando viene la siguiente incógnita ¿Sabes a qué tipo de piel perteneces? Si tu respuesta es un sí, llevas un paso adelante y te diremos la mejor manera de cuidarla y si tu respuesta es no, te ayudaremos a identificar al grupo al que perteneces determinando los signos y características de cada uno para darle el cuidado necesario, así que toma nota.

En la actualidad existen cuatro tipos de piel; Grasa, Seca, Mixta y Sensible.

Piel grasa

El cutis graso tiende a provocar un amor odio a quienes poseen este tipo de piel, ya que al ser más gruesa y resistente la aparición de arrugas sera retardara más y rara vez sentirás tu piel seca o tirante, pero también las impurezas y el exceso de sebo están a la orden del día, esto muchas veces es debido a un desequilibrio hormonal, estrés o problemas de metabolismo, las principales características son:

• Poros de gran tamaño: tus mejillas, nariz y mentón suelen presentar poros más dilatados y bastante visibles.

• Puntos negros y espinillas: es normal que aparezca acné regularmente no solo en el rostro, sino también en hombros, cuello y espalda.

• Aspecto brillante: el brillo que suele aparecer no da aspecto saludable ya que es un exceso de grasa debido a la elevada producción de sebo.

La piel grasa necesita de cuidados específicos para controlar el brillo y suciedad, los principales son:

• Limpia: el mantener tu rostro limpio es necesario para evitar la aparición de espinillas o pequeños granitos que pueden derivar en manchas que tardan semanas en desaparecer, te recomendamos hacerlo 2 veces al día (mañana y noche).

• Hidrata: no olvides después de tu limpieza hidratar, recuerda que no es lo mismo que humectar, por lo que si tu piel tiene la hidratación adecuada producirá menos sebo.

• Protege: el protector solar con un mínimo de FPS 50 es indispensable en cualquier rutina antes de salir de casa, busca uno matificante que ayudará evitar brillos durante el día.

• Exfolia: eliminarás piel muerta y exceso de sebo, hazlo 1 o 2 veces por semana solamente y busca alguno que sea libre de alcohol para evitar resecar tu piel.


Piel seca

Se caracteriza por la falta de humedad en la misma debido a la falta de lípidos, estos lípidos son encargados de retener la hidratación y formar una capa protectora natural que ayuda a no perder los niveles de agua, por lo tanto es la más propensa a presentar arrugas prematuras, sus características principales son:

• Sensación de tirantez: la rigidez que provoca la sequedad hace que la piel sea menos elástica y que las líneas de expresión sean más visibles.

• Tienen un aspecto apagado: posee una falta de brillo y descamación en varias partes del rostro.

• Suele tener manchas debido a la sequedad en algunas zonas tienden a aparecer manchas rojizas sobre todo en mejillas.

• Intolerante tu piel presenta sensación de picor, calor o alergias constantes.

La piel seca necesita cuidados especiales debido a la deshidratación que posee, los principales cuidados son:

• Evita climas bruscos: el frío, la calefacción o el viento en la medida de lo posible.

• Toma agua: es indispensable la hidratación, así que si tomas suficiente agua tu piel lo agradecerá.

• Limpieza suave: debes limpiar tu cara con productos especiales para tu tipo de piel para evitar resecarla y enjuagar con agua tibia.

• Hidrata y nutre: ya sea un hidratante en crema, pomada, bálsamo o aceite es necesario para devolver la elasticidad y evitar la sensación de picor y tirantez, te recomendamos al final de tu rutina durante la noche finalizar con un aceite, así conseguirás reequilibrar esa pérdida de humedad.

• Exfoliar: a pesar de lo que se podría creer es necesario realizar una exfoliación 1 vez a la semana, ya que la acumulación de células muertas en la superficie de la piel impide una buena oxigenación e influye negativamente en la hidratación de nuestra piel.

• Protección solar: utiliza siempre factor de protección solar para proteger tu piel de la radiación UV/UVA, busca alguno de acuerdo a tu piel que la humecte y la proteja.


Piel mixta

La piel mixta es la más común y la más difícil de cuidar debido a su combinación de piel grasa y normal-seca, regularmente la parte grasa se genera en la zona T de nuestra cara barbilla, nariz y frente, mientras que las zonas secas se concentran en mejillas, boca y ojos, las características principales de este tipo de piel son:

• Piel con imperfecciones e impurezas: esto quiere decir que es frecuente presentar acné o granitos en el rostro sobre todo en la zona T.

• Poros abiertos y puntos negros: regularmente presentas poros dilatados y puntos negros alrededor de la nariz.

• Brillo: durante el día presentas grasa en la zona T.

La piel mixta necesita de cuidados específicos debido a su zona grasa y seca, los principales cuidados son:

• Limpia tu piel: elimina impurezas con productos libres de aceite, una vez que tu rostro este limpio, enjuaga con agua tibia para no deshidratar la piel.

• Hidrata: usa productos especiales de piel mixta, hará que no generes sebo y al mismo tiempo hidrates las partes tirantes de tu rostro.

• Realizar exfoliaciones: 1 o 2 veces por semana te recomendamos exfoliar tu zona T y usa una mascarilla hidrante después para confortar las zonas secas de tu rostro.

A medida que nos hacemos mayores, se van modificando aspectos en la piel, esto incluye una menor actividad celular, una regeneración más lenta, una menor producción de colágeno y daños causados por la radiación UV/UVA, pero con el cuidado necesario y especifico a tu tipo de piel, puedes reducir las líneas de expresión, arrugas y las manchas pigmentarias que surgen con la edad.

Si tu piel necesita un cuidado más especifico te recomendamos acudir con dermatólogo que te resolverá tus dudas y te dará el tratamiento necesario.

Posts recientes

Aprende a identificar los tipos de dolores de cabeza , así como sus recomendaciones…
Te damos los mejores tips para calmar la temperatura de tu bebé...
Prevenir la aparición de manchas faciales es más sencillo de lo que tu crees, sigue leyendo y descúbrelo...